Administración de riesgos

El Sistema General de Administración de Riesgos es un conjunto de elementos que incluye políticas, procedimientos, documentación, estructura organizacional, órganos de control, plataforma tecnológica, divulgación de información y capacitación, mediante los cuales las entidades a través de las diferentes etapas identifican, miden, controlan y monitorean los riesgos a los cuales se exponen.

La gestión de riesgos de las entidades del sector financiero, se fundamenta no sólo en la capacidad que éstas tengan de administrar aquellos riesgos comunes a la actividad de los servicios financieros, sino también en la capacidad que tengan de gestionar con éxito los riesgos particulares de la actividad que desarrollan, en este caso, los de la actividad aseguradora como son los riesgos de suscripción y de insuficiencia de reservas técnicas, entre otros.

En tal medida, es vital que las entidades aseguradoras adopten, como parte integral de su Sistema general de Administración de Riesgos (SAR), sistemas especiales de identificación, medición, evaluación, control y seguimiento de aquellos riesgos particulares a su actividad que operen coordinadamente con los presupuestos generales de administración de riesgos, lo cual se lograr con la implementación SEARS: Sistema Especial de Administración de Riesgo de Seguros. El SEARS debe enmarcar a todos los niveles funcionales y en cada uno de los procesos de la compañía y está preparado para el uso y aplicación de los empleados, los procesos se han diseñado para que las políticas y normas, sean aplicadas a la Actividad de Seguros y sirve de instrumento para dar a conocer a cada uno de sus funcionarios actuales y futuros, el conjunto de reglas, introducciones y procedimientos que deben seguirse para la ejecución del Sistema de Administración de Riesgo. Las normas y reglas contenidas en él son de estricto cumplimiento, debiéndose anteponer la observación de los principios legales y éticos al logro de los Objetivos Estratégicos de la Compañía.

De igual forma, la Superintendencia Financiera de Colombia, ha establecido que las entidades implementen y desarrollen sistemas específicos para la administración de los siguientes riesgos:

 

SARLAFT: Sistema de Administración del Riesgo de Lavado de Activos y Financiación del Terrorismo

Es la posibilidad de pérdida o daño que puede sufrir una entidad vigilada por su propensión a ser utilizada directamente o a través de sus operaciones como instrumento para el lavado de activos y/o canalización de recursos hacia la realización de actividades terroristas, o cuando se pretenda el ocultamiento de activos provenientes de dichas actividades. El riesgo de SARLAFT se materializa a través de los riesgos asociados, estos son: el legal, reputacional, operativo y de contagio, a los que se expone la entidad, con el consecuente efecto económico negativo que ello puede representar para su estabilidad financiera cuando es utilizada para tales actividades.

Las directrices generales del SARLAFT, implican que todos los Destinatarios tengan el deber de:

  • Evitar que la Sociedad sea utilizada para operaciones de lavado de activos o financiación del terrorismo.
  • Difundir de manera clara las características de los productos y servicios ofrecidos por la Sociedad, con el fin de que los clientes conozcan las obligaciones recíprocas que se generan de éstos.
  • Realizar un ejercicio continuo de conocimiento del cliente, antes de iniciar una relación contractual y periódicamente durante la vigencia de ésta.
  • Reportar ante el superior jerárquico y al Oficial de Cumplimiento las operaciones inusuales que detecte indicando las razones que le permiten considerar la operación como inusual.

El Manual SARLAFT adoptado por la Junta Directiva, contiene los mecanismos de control y prevención del lavado de activos y de la financiación del terrorismo de la Sociedad.

La Sociedad colaborará activamente con las autoridades, suministrando en los términos señalados por la Ley, toda la información que le sea requerida para la prevención, investigación y control de actividades relacionadas con el lavado de activos y financiación del terrorismo.

 

SARM: Sistema de Administración del Riesgo de Mercado

Es la posibilidad de que las entidades incurran en pérdidas asociadas a la disminución del valor de sus portafolios, las caídas del valor de las carteras colectivas o fondos que administran,  por efecto de cambios en el precio de los instrumentos financieros en los cuales se mantienen posiciones dentro o fuera del balance.

 

SARL: Sistema de Administración del Riesgo de Liquidez

Se entiende por riesgo de liquidez la contingencia de no poder cumplir plenamente, de manera oportuna y eficiente los flujos de caja esperados e inesperados, vigentes y futuros, sin afectar el curso de las operaciones diarias o la condición financiera de la entidad.

 

SARC: Sistema de Administración del Riesgo de Crédito

Es la posibilidad de que una entidad incurra en pérdidas y se disminuya el valor de sus activos, como consecuencia de que un deudor o contraparte incumpla sus obligaciones.

 

SARO: Sistema de Administración de Riesgo Operativo

Es la posibilidad de incurrir en pérdidas por deficiencias, fallas o inadecuaciones, en el recurso humano, los procesos, la tecnología, la infraestructura o por la ocurrencia de acontecimientos externos.  Esta definición incluye el riesgo legal y reputacional, asociados a tales factores.

 

Berkley International Seguros Colombia S.A., ha implementado todos los componentes del Sistema General de Administración  de Riesgos, los Sistemas de Control Interno y de Atención al Consumidor Financiero, así como, los procesos de Gobierno Corporativo, alineados con la normatividad emitida por la Superintendencia Financiera de Colombia, implementando las metodologías y herramientas necesarias.